Preguntas

Frecuentes

Preguntas y respuestas frecuentes

El gran debate. Si tu viaje va a ser largo, una mochila acabará siendo más cómoda y fácil de llevar, y además hoy en día muchas se pueden abrir como una maleta. Si planeas un viaje más corto y no te gusta llevar cosas en la espalda, entonces mejor escoge una maleta (Eso sí: cuanto más pequeña mejor, y a poder ser que tenga ruedas).

 Antes de viajar, sobretodo en viajes largos, pásate a ver a tu médico. Además de hacerte un chequeo completo, te pondrá las vacunas necesarias para viajar a según qué países. Asegúrate de hacerlo con antelación, algunas vacunas necesitan varias dosis y necesitan tiempo para hacer efecto. En este enlace podrás consultar las vacunas necesarias según el país al que vayas.

Esto es muy obvio, pero te sorprendería saber la de gente que viaja sin conocer para nada las costumbre locales. Infórmate sobre qué es lo que puedes y no puedes hacer, sobre el transporte, el tiempo, la cultura, las curiosidades, etc.

 

Lleva contigo siempre una muda de ropa formal y sencilla. Por ejemplo, en algunos países de Oriente Medio y Asia, ¡tendrás que cubrirte desde los hombros hasta las rodillas para que no te llamen la atención!

Llama a tu banco para informar que estarás viajando, para que no cancelen tus fondos a mitad del viaje al ver movimientos internacionales. Pregunta también si la tarjeta funcionará en el lugar donde vayas. No lleves tan sólo tarjetas y dinero en metálico, sino las dos formas de pago por igual. Por último, asegúrate de tener a alguien en casa por si tienen que hacerte una trasnferencia…
Haz copias de tu pasaporte, seguro de viaje, teléfono de emergencia, números de tarjetas, itinerario, recibos de hotel, y otra información que creas que pueda resultar útil en caso de emergencia: llévate una copia contigo y deja otra a tu familia o amigos. ¡El truco más útil es escanear todos estos documentos y enviártelos a ti mismo por si acaso!
Asegúrate que las tarjetas de memoria tienen suficiente espacio y llévate baterías/pilas extra. ¡Habrá momentos en tu viaje en los que no querrás quedarte sin hacer fotos!
Siempre viaja lo más ligero que puedas, pero ten prioridades. Si tienes problemas a la hora de dormir, una máscara nocturna o tapones para los oídos te ayudarán a descansar . Si viajas a otros países, quizás necesites adaptadores de enchufe. Ten ropa de recambio en tu bolsa de mano y llévate calcetines extra al avión: los aviones tienen aire acondicionado y descansar en viajes largos es más difícil con los pies fríos.
Bebe mucha agua y come comidas sencillas. Evita bebidas alcohólicas mientras te desplaces. Intenta acostumbrarte a zonas horarias diferentes nada más llegar: por ejemplo, si en origen son las 22h y en destino las 7h AM, no te vayas a dormir y aguanta hasta la tarde. Al día siguiente ya estarás acostumbrado al nuevo horario.
Si usas el tren o autobús en tus desplazamientos mientras viajas, tendrás la posiblidad de descansar: las maletas pueden ser utilizadas como asientos en autobuses llenos, mientras que una mochila puede usarse como almohada. En ambos casos podrás descansar y a la vez tendrás tu equipaje cerca de ti. Imprime la dirección completa del lugar donde estarás hospedado. Es mucho más fácil señalar una dirección en papel que intentar pronunciar un nombre extranjero con prisa.
Si tienes que explicar a un taxista que tienes que ir al aeropuerto a las 9 de la mañana para no perder tu vuelo, un simple libro con frases comunes traducidas te puede ahorrar el gran disgusto de perder el avión.
La comida puede ser deliciosa, pero a la vez puede llegar a ser muy cara. Hay páginas web con recomendaciones de buenos sitios para comer alrededor del mundo. Infórmate donde poder comer bien antes de hacer el viaje para ahorrar tiempo cuando estés en tu destino. Tener una navaja suiza te ayudará a comer mientras viajas, ya sea cortando fruta o abriendo latas.
Carrito de compra
Nuestro equipo está listo para responder tus inquietudes
Ir arriba
Ir al contenido